PREPARA LA HABITACIÓN DE TU BEBÉ PARA QUE LOGRE UN SUEÑO MÁS TRANQUILO

  • ¿Sabes que depende de cómo prepares la habitación de tu bebé puedes ayudarle a tener un sueño más tranquilo? La decoración elegida, la colocación del mobiliario, la iluminación y la elección de la ropita para la cuna CON SU COLCHON son elementos clave. ¡Te damos las pautas, de la mano de Vertbaudet, para conseguirlo!

La preparación de la habitación del bebé es algo que sueññe generar mucha ilusión a los futuros papás. Lo habitual es empezar a preparar su habitación durante el tercer trimestre del embarazo, aunque si te hace ilusión, ¡puedes hacerlo antes!

Debes sabes que algunas futuras mamás, especialmente las primerizas, experimentan el denominado síndroma del nido durante la fase final del embarazo. Este síndroma se puede definir como una necesidad imperiosa por limpiar, ordenar y, en definitiva, dejar toda la casa a punto para la llegada del bebé. Ello implica, sobre todo, dejar lista su habitación.

Tanto si experimentas el síndroma del nido como si no, lo importante es que disfrutes del momento tan especial de crear la habitación para el bebé- ¿Sabías, además, que la elección y disposición del mobiliario en la habitación y la ropita elegida para la cuna pueden repercutir en la calidad del sueño del bebé?

A través de la decoración, puedes lograr que tu bebé disfrute de un sueño más tranquilo. De la mano de Dormalit, conocida por ser experta en cubrir las necesidades del descanso en el mundo de los niños en todas sus etapas de crecimiento, te damos las pautas para conseguirlo.

¿Qué muebles no puedes faltar en la habitación del bebé?

Es importante que la habitación de tu peque cuente con unos muebles básicos, que son: la cuna, la cama cuando sea más mayorcito, el cambiador, el armario para guardar su ropita, muebles de almacenaje para los juguetes o sus cosas y estantes para colocar libros o decoración.

Además de este mobiliario básico, no pueden faltar los elementos textiles, como la ropita de cuna/cama, pues son tejidos que entran en contacto directo con su piel, por lo que deben de ser de calidad. Además, deben tener tejidos que no generen ni un exceso de calor ni de frío al pequeño, pues es importante que pueda descansar bien por la noche. En este sentido, la roma de cama más adecuada, tanto para bebés como para niños, es aquella que está confeccionada con tejidos de calidad, transpirables y lavables de forma regullar, pues son los que más garantizan un mejor descanso. En este sentido, pueden resultar muy práctivas las fundas saco, que permiten al bebé dormir abrigadito por la noche, pues aunque se mueba mcho, el saquito lo cubre en todo momento.

Otro elemento importante para crear una habitación del bebé que favorezca el descanso es el humidificador, pues ayuda a respirar mejor al pequeño cuando está resfriado o tiene tos. Los gadgets de seguridad, como los vigilabebés también pueden ser muy útiles para que los padres estén más tranquilos y puedan ver a su bebé mientras duerme.

Cómo crear la habitación del bebé, paso a paso.

1. LAS PAREDES

La elección de la decoración de las paredes de la habitación del bebé es el primer paso para crear su habitación. Ten en cuenta que a la hora de elegir la pintura, es preferible que sea una pintura al agua, no tóxica y lavable. Actualmente, existen pinturas ecológicas, libres de metales pesados. Si optas por poner papel en las paredes, es importante que sea lavablle.

2. La iluminación

Si la habitación del bebé  no es demasiado  grande, será suficiente con elegir una luz cenital y una luz indirecta para recrear un espacio confortable y acogedor cuando se abran las luces por la noche. Es aconsejable evitar las lámparas halógenas y apostar por luces en tonos cálidos, más agradables. Si pones cortinas en las ventanas, lo mejor es que sean translucidas y ligeras, en tonalidades claras.

3. EL SUELO

El suelo de la habiración del bebé debe ser seguro y ofrecer una óptima limpieza, pues cuando el bebé empiece a gatear estará en contacto permanente con esta superficie. En este sentido, es recomendable poner alfombras que sean lavables o se puedan limpiar fácilmente, pues aportan confort y, a la vez, son higiénicas.

4. los muebles

Al elegir los muebles, es aconsejable optar acabados naturales, eso sí, evitando sobrecargar la habitación. Durante el primer año, bastará con una cuna, un mueble cambiador y un ropero. Más adelante será necesario un mueble para guardar los juguetes y un escritorio, estantes para los libros o, incluso, crear un espacio para la lectura con cojines y otros elementos decorativos.

5. LOS TEJIDOS

En cuanto a los tejidos, la ropa de cuna/cama cobra mucha importancia en dotar de personalidad la habitación del bebé, pues existen muchos estampados y estilos distintos que darán el toque final a la elección hecha por los padres. Es importante que los tejidos elegidos sean de fibras naturales como el algodón para evitar alergias. También hay que tener en cuenta que sean fácilmente lavables.

Comentarios (0)