SONAMBULISMO

QUÉ ES

El sonambulismo es un trastorno del sueño que se caracteriza porque las personas caminan o realizan alguna otra actividad estando todavía dormidas. 

Suele producirse durante la etapa IV del sueño no MOR y es más común en niños que en adultos. Además, los expertos indican que hay más probabilidades de que una persona sea sonámbula cuando no ha dormido lo suficiente.

Los episodios pueden ser muy breves(unos segundos o minuto) o pueden durar hasta 30 minutos o más. La mayoría suelen permanecer menos de 10 minutos. Durante un episodio las personas que caminan dormidas pueden caminar, ejercutar actividades como mover muebles, ir al baño, vestirse e incluso salir a la calle. Si no se perturba al sonámbulo, éste suele regresar a dormir. En algunas ocasiones pueden quedarse dormidos en un lugar diferente o incluso inusual.

causas

Existen determinados factores que pueden precipitar un episodio de sonambulismo, sin embargo, por regla general no se conocen las causas exactas que originan los episodios de sonambulismo aunque existe la sospecha de que en muchos casos puede ser hereditario.

En los niños está asociado con la privación de sueño(haber dormido mal la noche o las noches anteriores), la fatiga y la ansiedad.

En los adultos las principales causas son:

  • El consumo de alcohol
  • Determinados medicamentos
  • Afecciones médicas, como las convulsiones
  • Trastornos mentales

En los ancianos puede originarse debido a un trastorno del comportamiento vinculado con el sueño MOR(etapa del sueño con movimientos oculares rápidos).

síntomas

Los síntomas del sonambulismo se caracterizan por:

  • Cuando despierta, el sonámbulo puede estar confuso y desorientado.
  • Si alguien lo despierta puede tener una actitud agresiva.
  • Normalmente la expresión facial permanece ausente.
  • Suelen abrir los ojos durante el sueño.
  • No recuerdan el episodio cuando salen de él.
  • Hablan dormidos y dicen frases inconexas y sin sentido.
  • Levantarse y caminar.
  • Realizar actividades físicas.

prevención

El sonambulismo es relativamente frecuente en niños. Se puede prevenir con la adopción de hábitos salidables que incluyan unos períodos de descanso nocturno normales dentro de un horario regular.

En los adultos, es recomendable del mismo modo dormir ocho horas diarias, así como de reducir el estrés y la ingesta de alcohol.

Comentarios (0)